GRANDES EXPEDICIONES Vietnam

HALONG BAY

La maravilla de Vietnam

NOTICIAS | 2014/12/22 1:08 pm

Texto: Revista Viajes & Aventura

Fotos: Álvaro Gaviria Gallo © 2014

En épocas remotas, muy remotas, China intentaba como tantas otras veces conquistar por mar a su vecino Vietnam y apropiarse de sus tierras. Entonces el emperador de Jade envió a una familia de dragones celestiales para que ayudaran a evitar la invasión; para tal fin lanzaron por la boca piedras de jade y perlas que se transformaron en islas e islotes, creando una muralla que frenó la voracidad de los chinos y facilitó el hundimiento de las embarcaciones enemigas. Al finalizar la contienda y al contemplar la hermosura del lugar que habían ayudado a crear, los dragones tomaron la decisión de quedarse allí.

De esta manera surgió, o por lo menos así lo sugiere una leyenda local, la bahía de Ha Long, localizada al norte de Vietnam y aproximadamente a 170 kilómetros al este de Hanói, su capital. Es con sobrados méritos uno de los parajes más espectaculares labrados por la naturaleza, compuesto en esencia por cerca de 2.000 islas e islotes de roca kárstica de diversos tamaños y formas muy singulares, relieve escarpado y con muchos lagos insulares. En su gran mayoría dichas islas, de piedra caliza monolítica, están deshabitadas y,

por la misma razón, protegidas de la muchas veces equivocada intervención del hombre. Algunas tienen nombres curiosos, como “El gallo de pelea”, “De la campana”, “Elefante”, “Techo”, “Rocas que se besan” o “La cabeza humana”.

Ha Long, Vinh Ha Long en vietnamita, significa “El dragón descendiente”, precisamente como alusión a la leyenda contada y respaldada de generación en generación por sus habitantes. Sin embargo, para la ciencia la justificación de  por qué la bahía presenta las características señaladas es diferente, pues se piensa que la erosión sufrida durante siglos y siglos por las piedras de caliza como consecuencia de la actividad del viento, la lluvia y el agua salada ha provocado la formación de múltiples relieves calcáreos, cuevas y lagos.

Aunque el origen de la bahía se remonta a unos 250 millones de años atrás, fueron unos visitantes franceses los que en el siglo XIX la dieron a conocer internacionalmente, constituyéndose desde entonces en uno de los principales atractivos turísticos de Vietnam y actualmente del planeta, hasta el punto de ser reconocida como Patrimonio de la Humanidad y una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo.

A la vista

Ya en suelo de Vietnam, en el sudeste asiático, Hanói es el punto de partida más común para llegar a Ha Long Bay, especialmente si se busca en cercanías al lago Hoan Kiem, donde se encuentran

varias agencias. Sin embargo, en las principales ciudades del país también se pueden contactar compañías de viaje u hoteles que ofrecen paquetes turísticos que incluyen desplazamiento, expedición por la bahía, visitas a atractivos y otras actividades adicionales. Si el visitante tiene facilidad para llegar por su cuenta a Ha Long, en el mismo puerto puede contratar el recorrido en barco por este paraíso cautivador delineado con inusitada perfección por el tiempo.

Aproximadamente 175 kilómetros separan a la capital de Vietnam de Ha Long, un trayecto que se puede realizar en bus o en auto durante más de tres horas

en medio de campos sembrados de arroz y cultivos de flores que adornan los caminos de la provincia de Quang Ninh. Atrás quedan los trancones, los vendedores y el ritmo frenético de Hanói; ahora surge una gran multitud de personas provenientes de todos los rincones del mundo que no quieren perderse la oportunidad de ensimismarse ante tal obsequio inigualable de la naturaleza.

Pero para admirarla en todo su esplendor, lo ideal es navegar por la bahía y sus impactantes islas, islotes y cuevas en juncos, las embarcaciones típicas del sudeste asiático que surcan los mares desde el año 600 a.C., fabricadas de manera artesanal, en madera y con velas de tela gruesa en forma de abanico, aunque también cuentan con motor para navegar

con mayor rapidez. Este antiquísimo tipo de buque fue utilizado en el mar de China para guerras, conquistas, comercio e, incluso, la piratería, como cuando Gengis Kan intentó ocupar Japón o cuando en ellos se llevaba diversas mercancías a la India e Indonesia.

Algunos son sencillos y de estilo tradicional vietnamita, y otros manejan lujos de hotel 5 estrellas, como balcones privados, minibar, gimnasio, spa, jacuzzi y áreas sociales, confort moderno adaptado a las necesidades de cualquier viajero, exigente o no. Todos tienen camarotes o habitaciones con aire

acondicionado, cocina y espacios estratégicos para no perderse la majestuosidad que los acompañará durante el recorrido, incluidas las montañas, las cavernas y las rocas que brotan del agua impregnada de vegetación tropical.

Crucero de ensueño

Indochina Sails 1, 2 y 3, Phoenix Sup 01 y 21, Jasmine, Valentine Junk, Halong Violet, The Paradise Peak y Princess Junk son tan sólo algunos de los muchos juncos ofrecidos por las múltiples compañías para un recorrido idílico en el que se conjuga lo real con la ficción.

En su mayoría los viajes parten del puerto de Halong entre 11:30 y 12:30, y finalizan al siguiente día entre 10 y 12, pero es factible extender el periplo con las agencias una o dos jornadas más, decisión sabia si se quiere explorar al máximo todo el embrujo sano y los secretos que se esconden en la bahía, pero que permanecen ávidos de manifestarse ante sus atónitos visitantes. El puerto internacional de Hong Gai, la isla de Tuan Chau y el embarcadero Emeraude son otros sitios desde donde salen los cruceros.

Ya en el interior de la bahía, la primera impresión es de encuentro con un mar en imperturbable calma y cristalino que cambia su tonalidad a un seductor verde esmeralda cuando en su inmensidad se refleja la vegetación que brota de las rocas kársticas o por el incremento de algas. Durante la navegación poco a poco se van develando sus inagotables encantos inmersos dentro del marco de un paisaje ensoñador, algunos de los cuales pueden ser visitados en otros pequeños botes de motor. Entre ellos la bella cueva kárstica Sung Sot (cueva de la Sorpresa), descubierta a comienzos del siglo XX, de espectaculares estalactitas y estalagmitas que crean figuras de diversas formas. Se compone de tres cámaras a las que se arriba por un puente de madera sobre el mar y por unos 90 escalones empinados, que bien valen la pena subir. Hang Dau Go (cueva de la Madera Escondida), Hang Bo Nau (cueva Pelícano), Hang Thieng Cung (gruta del Palacio Celestial) y Hang Trong (cueva Tambor)

son otras cuevas formadas dentro de los inigualables islotes e islas de Ha Long Bay, dignas de conocer y de admirar.

Más adelante la isla Ti Top es otra fascinación, pequeña y rocosa, pero hermosa, con arena amarilla delgada y bañada con agua totalmente azul traslúcida. Ante la cima de su

montaña, después de un fuerte ascenso por escalones, se exhibe apacible y coqueta la bahía surcada por un cortejo de múltiples embarcaciones teñidas de blanco que crean un prodigioso contraste junto al mar, el cielo y la vegetación.

Fin del recorrido

A medida que avanza el crucero hay tiempo para intercambiar impresiones y anécdotas con gente de países de todas las latitudes, especialmente durante las comidas y mientras se deleita el paladar con la gustosa gastronomía local: langostinos, pescado asado, ensaladas, rollos vietnamitas, pollo frito, granos de choclo, sopas y frutas, entre otros platos. Las cervezas y otras bebidas no están incluidas en el plan, corren por cuenta de los pasajeros.

También hay tiempo y espacio para otras distracciones, como un paseíto en kayak, ida a islotes donde no llegan los juncos por la escasa profundidad, darse un buen chapuzón en sus aguas entre verdosas y cristalinas (aunque ya no permanecen tan limpias), montar en bici, practicar hiking o visitar las zonas donde se encuentran las aldeas flotantes, cuyos habitantes que viven en el mar también se acercan en pequeñas embarcaciones para intentar vender a los turistas conchas, frutas y perlas, entre otras mercancías.

Cuando el sol se ha despedido para que la noche azul despunte con sus incontables estrellas, comienza el espectáculo de decenas y decenas de juncos que pliegan sus velas de abanico para fondear unidos con las luces encendidas. Es entonces tiempo propicio para escaparse a la proa y observar junto a la familia un anochecer idílico, charlar en medio de una refrescante bebida con los compañeros de viaje, divertirse participando en el karaoke o, por qué no, pescar langostinos con ayuda de los tripulantes. No importa si hubo trasnocho, la madrugada vale la pena porque el amanecer también es imperdible, tanto como el próximo destino: Cat Ba (Isla Mujeres), la más grande de la bahía, caracterizada por su gran biodiversidad y variedad de ecosistemas, razón por la que 98 km² de su superficie (286 km²) fueron declarados en 1986 como Parque Nacional. Allí es posible pasar la noche en bungalós, una opción tan diferente como atractiva.

El sueño ha finalizado, es momento de despertar y regresar a Hanói ¿En autobús o en auto privado? No interesa, lo relevante es que los motivos para visitar la resplandeciente y siempre acogedora bahía de Ha Long están más que justificados, al igual que su declaración en 1994 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y ser escogida el 11 de noviembre de 2011 como una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo, gracias al concurso inspirado en las Siete nuevas Maravillas del Mundo, iniciativa del suizo Bernard Weber.

 

Ubicación. Provincia de Quang Ninh, en el golfo de Tonkin y en la costa noroeste de Vietnam, cerca de la ciudad de Hai Phong, una de las más importantes del país. ¿Cómo llegar? Por tierra desde Hanói (capital de Vietnam) en auto o en bus hasta el puerto de Ha Long (3 horas). Población. 200.000 habitantes. Otros nombres. Bahía de Halong y bahía de Along. Extensión. 1.553 km². Costa. 120 kilómetros. Clima. Húmedo tropical. Temperatura. Entre 15 y 25°C. Idioma. Vietnamita. Fauna. 200 especies de peces, mamíferos, reptiles y aves. 60 especies de fauna endémica. Economía. Turismo, pesca, acuicultura marina, agricultura y piscicultura. Hospedaje. En los juncos, bungalós y hoteles. Otros atractivos. Diversos lugares arqueológicos, pagodas, templos y pintoresco pueblo de Ha Long. Declaraciones. Patrimonio de la Humanidad (Unesco, 1994), una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo (2011). Actividades. Kayak, ciclismo, hiking, senderismo, submarinismo, fotografía, karaoke en los barcos. Recomendaciones. Contratar un crucero con una compañía seria y embarcación en buen estado, observar blogs de viajeros, conocer de antemano las condiciones del barco (camarotes, baños, comida, limpieza, guías, etc.), confirmar medidas de seguridad del operador, usar chaleco salvavidas y, si es buen negociador, intentar rebajar el precio del crucero.

 

Hanói

Ubicación. Al norte de Vietnam. Fundación. 1010. Características. Capital de Vietnam. Después de Ho Chi Minh, la segunda ciudad más grande del país. Altitud. 308 msnm. Superficie. 3.345 km². Población. 6’700.000 habitantes. Clima. Subtropical húmedo. Economía. Industria (fabricación de químicos, artesanías y herramientas), comercio, finanzas y turismo. Atractivos. Ciudadela Imperial de Thang Long (Patrimonio de la Humanidad por la Unesco), Tháp Bút (Torre Lapicero), mercado Dong Xuan, parque de la Reunificación, lago Hoan Kiem, mausoleo de Ho Chi Minh, teatro de Marionetas en el Agua, catedral San José de Hanói, pagodas del Pilar Único y de Tran Quoc, museo de la Guerra de Vietnam, museo de Etnología, cárcel de Hoa Lo, templo de Van Mieu o de la Literatura, teatro de la Ópera, Barrio Antiguo, entre otros.

 

Visa. Para visitar Vietnam los colombianos pueden solicitar desde el país la visa de dos formas 1) Mediante el consulado de Vietnam en Panamá. Valor: una entrada (15 días) USD 90, Múltiples entradas (30 días) USD 130. 2) Por medio electrónico ante el gobierno de Vietnam. Costos consulares: derecho de visa USD 60 (se cancela al ingresar a Vietnam) más trámites a la empresa o agencia que los realiza.

 

Mayor información sobre visas, trámites y otros requisitos. Visas y Viajes: telefax (571) 314 5744 - 640 2509   Cel.: (57) 311 492 7799 -  info@visasyviajes.com

Carrera 13 N.º 90-20

Oficina 308

Bogotá D. C., Colombia

© Copyright 2014. Derechos Reservados para la revista Viajes y Aventura, una publicación de GAVIRIA EDICIONES S.A.S. ISSN 2011-1606.

Todas las imágenes mostradas en este sitio son propiedad de los fotógrafos anunciados en cada caso. Se prohibe su reproducción física o digital sin autorización explícita.